photograph-3380613_1920

La fotografía en España está viviendo un cambio.

No se trata de un cambio en las formas ni en el modo de realizarla y tampoco afecta a un solo sector. El cambio proviene de las diferentes iniciativas que en los últimos meses -incluso alguna de años- se han ido conformando para dignificar este oficio que, poco a poco, convirtió a los fotógrafos en meros notarios de la actualidad.

#NofotografiamosGratis, #NoSinFotógrafas o la carta abierta de fotoperiodistas reclamando O calidad o Nada y que ya tiene el apoyo de más de 600 profesionales son algunas muestras de estas campañas que tienen entre sus objetivos cambiar la tendencia generalizada de que los que integran el colectivo de fotógrafxs no son valorados por su trabajo.

Pero si hay una campaña que lleva tiempo intentando cambiar la mentalidad de la gratuidad en la fotografía y que se valore el trabajo realizado, esa es la iniciada en su día por Tino Soriano en Facebook con la creación del grupo público STOP clausulas abusivas a fotógrafos.

cartel-Stop-Clausulas-abusivas-fotografos
Imagen del grupo creada por Víctor Vidal

El grupo fue concebido desde un principio como un punto de encuentro entre amantes de la fotografía al margen de su relación con ella, de manera que tanto aficionados como profesionales encontraran en él la respuesta a sus dudas y denuncias, todas ellas en torno a lo que les es común a todos, el hecho de ser autores de sus obras, obras protegidas por las leyes de autor que la Ley de Propiedad Intelectual les otorga, y la defensa del acceso a los lugares públicos con cámara.

Tino cuenta que el grupo surgió cuando, mientras hacía un reportaje sobre España en el año 2011, vi que en muchos lugares, desde conventos, edificios del Patrimonio Nacional, las cuevas de Altamira o espectáculos como los caballos andaluces de Jerez, me obligaban a firmar una cláusula conforme les cedía indefinidamente los derechos de explotación de las fotos que tomara; a la vez que a mí me restringían la publicación exclusivamente al medio por el que me acreditaba y a un solo uso, cerrando de esa manera la posibilidad que yo pudiera distribuir mis fotos desde una agencia, lo que entonces era una salida habitual.

Aparte también empezaron varios concursos a incluir la cláusula de que se quedaban todas las fotografías enviadas para su archivo, incluso a veces obligando a los participantes a renunciar sobre cualquier derecho sobre esas imágenes.

Una problemática que todavía dura pero que ahora, gracias a los más de 15.000 seguidores de STOP, por lo menos la alerta de timo en toda la regla parece que está cuajando.

Jose-Benito-y-Tino-soriano
Tino Soriano, autor de Los secretos de la fotografía de viajes

Entre los logros conseguidos destacan -tanto Tino Soriano como Juanjo Fernández sin duda la paralización de la subasta de un archivo fotográfico que una importante casa de subastas anunció con obras de Gervasio Sánchez y José Manuel Navia vinculados a dos extintos medios de prensa, la ayuda a reunir un fondo para enfrentar el correspondiente proceso legal y la reciente sentencia favorable al grupo de fotógrafos. (Puedes ver la noticia aquí).

Como hace tiempo que quedé al margen de la administración del grupo nos pone en contacto con Juanjo Fernández, primer administrador y que todavía está en activo, aunque de entrada confiesa que no podré ayudarte todo lo que quisiera porque hace cuatro años ya que vivo en Perú y no sigo el día a día de Stop como antes y a parte mi memoria es garrafal.

Aún así nos confirma las manifestaciones de Soriano sobre los primeros pasos del grupo, muy vinculados a la denuncia de bases de concursos que no eran sino formas baratas de conseguir campañas o bancos de imágenes para el usos de todo tipo de empresas e instituciones. Conseguimos bastantes modificaciones, pero me temo que no revertir la tendencia ya que la fotografía en este tiempo se ha ido popularizando más y más gracias al desarrollo y masificación de las aplicaciones para teléfonos y diferentes redes sociales.

Como todo ente viviente, el grupo ha ido evolucionando y creciendo hasta superar los 15.000 miembros en la actualidad.

Nosotros también crecimos, y con ello, la variedad de temas volcados en el muro de Stop, la mayor parte de entradas son denuncias de fotografías usadas sin consentimiento, la consulta de aspectos legales -últimamente muchos con la entrada en vigor del RGPD- , siguen denunciándose concursos y bastantes entradas relacionadas con aspectos profesionales como el acceso a espectáculos en los que se pretende hacer firmar cesiones de derechos abusivas u ofertas laborales insultantes que no son más que engaños para obtener fotografías de calidad sin coste.

Sigue aquí.

DEJA UNA RESPUESTA

Pon tu comentario
Pon tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.