Redes, Sociales
geralt / Pixabay

Con el anuncio reciente de Google informando que próximamente cerrará su red social Google Plus, los constantes cambios en las condiciones de los servicios de galerías fotográficas y los rumores de que Facebook podría dejar de ser en unos pocos años esa red social tan potente que es en la actualidad, se nos plantea la duda de si es realmente una buena práctica, desde el punto de vista de un fotógrafo, centrar su actividad en la red compartiendo y dando empuje a estos sitios o, por el contrario, hacer crecer nuestro propio dominio y marca personal.

Aclaramos que realmente los chicos de Silicon Valley no dejarán morir a su hermano pequeño sino que la cerrará al usuario habitual para dejarla solo en el ámbito empresarial después de anunciar un bug de seguridad que dejó al descubierto medio millón de cuentas de usuarios durante los últimos 3 años y no anunciarlo en el plazo previsto por el nuevo RGPD.

Esta brecha de seguridad ha supuesto el fin para el usuario medio de Google+, una red social que la propia empresa reconoce que no se usaba. Hasta el 90% de los usuarios de dicha red social pasaba una media de 5 segundos en su plataforma.

Este cierre, previsto para agosto de 2019, viene a poner en tela de juicio la importancia que, en lo relativo a compartir nuestras fotografías, estamos dando los fotógrafos a las redes sociales.

Estas no dejan de ser simples empresas que buscan el beneficio económico y que no dudan en poner el candado, vender su activo a otra compañía o simplemente hacer cambios en sus condiciones -a partir del 8 de enero de 2019 Flickr dejará de ofrecer el Terabyte a las cuentas gratis y lo limitará a las últimas 1000 fotografías- o suspender tu cuenta por una denuncia de otro usuario o por compartir fotografías que ellos consideran que no son adecuadas y que, en el caso que nos ocupa, cualquiera de estas decisiones puede echar por tierra de la noche a la mañana todo el esfuerzo que hayamos puesto en hacer crecer nuestra comunidad de usuarios y seguidores.

¿Qué planteamos con esta cuestión?.

Algo tan sencillo como que debemos centrarnos en enfocar todo nuestro esfuerzo en la dirección adecuada.

El uso de las redes sociales está muy bien para compartir y darnos a conocer a nuestra comunidad y posibles clientes -en caso de querer enfocar nuestras fotografías a un nivel profesional- pero no puede en ningún caso llegar a convertirse en el eje fundamental de nuestra estrategia si no queremos vernos inmersos en uno de los problemas descritos más arriba.

Redes, Sociales
Pixelkult / Pixabay

Y es que tu cuenta en las redes sociales no es tuya.

Así, como lo lees: no es tuya, pertenece al dueño de la red social en la que estás y si mañana se levanta con el pie izquierdo y decide que hasta aquí hemos llegado no puedes hacer nada por evitarlo y perderás todo el trabajo desarrollado en ella.

Por eso debes de usar estos servicios prestados por terceros como medios para ser más conocido, para crear comunidad, lograr seguidores y fans que te recomienden y llevar tráfico a tu web pero nunca debes usarlos como sitios en los que bases y centres tu vida virtual.

Ventajas de disponer de web propia

En mi casa -mi web- mando yo y no tengo que aceptar las condiciones de las redes sociales, las cuales muchas veces se quedan con derechos que nosotros, como autores de las fotografías, no deberíamos aceptar ceder.

Esto se evitaría siendo los propietarios del sitio web desde donde las compartimos y enfocarnos en trabajar el marketing de contenidos para ganar visibilidad y visitas que se transformen, en caso de querer monetizar, en conversión de clientes.

Desde el punto de vista más profesional, disponer de una web propia en la que mostrar los trabajos como fotógrafos y atraer a futuros clientes no es un lujo, es una necesidad.

Con un sitio web, potenciales clientes pueden informarse sobre tus productos y/o servicios a cualquier hora, desde cualquier lugar con conexión mientras tú estás a otros quehaceres.

Y ya en el plano meramente más artístico, es el lugar ideal para mostrar tu trabajo tal y como te gustaría mostrarlo al mundo.

No tienes que temer la bajada de calidad que realizan otros servicios, al ser tú el responsable de la web puedes mostrar esa fotografía que lograste captar levantándote de madrugada, desplazándote al lugar idóneo y pasando frío -o calor- de la forma que mejor quieres, a pantalla completa, sin limitaciones ni formatos encorsetados.

Banner-Arcadina-px1200x900 afiliado

¿Ya estás convencido de tener tu propia página web?.

Si es así, lo mejor es visitar varios servicios de hosting y valorar los que mejor se adapten a tu economía y te ofrezcan los mejores servicios para dar el primer paso en la dirección adecuada para disponer de esa web que muestre al mundo tu trabajo fotográfico.

Si lo prefieres, desde Territorio Fotográfico hemos negociado para que Arcadina te regale un 20% de la primera cuota si contratas con ellos a través de este enlace de afiliado.

Arcadina es una empresa especializada en realizar páginas web para que los fotógrafos puedan mostrar sus fotografías al mundo, sin las limitaciones de otros servicios de terceros.

Y, por último, recuerda usar las redes sociales de manera inteligente, dirigiendo el tráfico hacia tu propio destino virtual.

DEJA UNA RESPUESTA

Pon tu comentario
Pon tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.