cámaras fixed prime lens

Recientemente Zeiss ha sacado una nueva cámara de lente fijo y sensor full frame. El lente fijo de esta cámara no solamente no es intercambiable, sino que es de longitud focal fija. En los últimos años aparecieron varias cámaras de este estilo, pero veamos un poco de historia para ver de dónde vienen.

Lente fijo y focal fija, ¿Desde cuando?
Casi todos nosotros nos hemos prácticamente criado en el mundo de las SLR de lentes intercambiables. Siempre ha sido así, una cámara de aplicación relativamente seria es casi por defecto de lentes intercambiables.

Durante la década del ’60 y especialmente en los ’70, aparecieron en el mercado una multitud de cámaras de tipo telemétricas o rangefinders, justamente, con excelentes ópticas en general, y fijas en todo sentido: el lente está fijo a la cámara, y la longitud focal asimismo era también fija.

Ejemplos de estas cámaras que dominaron ciertos segmentos de mercado son la Yashica Electro 35, la Canon Canonet (especialmente la G III 17), y la Olympus SP:

Yashica_Electro_35_GT_(3348689927)Canonet_GIII_QL17_2

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Estas cámaras representaban lo que en su momento fue el preludio a la aparición de las cámaras que hoy conocemos como point&shoot. La gran diferencia es que las cámaras point&shoot básicamente automatizaron la toma fotográfica, alejando al fotógrafo de cualquier decisión que tuviera que tomar, como elegir la apertura o la velocidad de obturación. De ahí su nombre, point&shoot, o apuntar y disparar.

Con la aparición de la Fuji X100 original alrededor del 2010, las cámaras de focal fija y lente fijo han tenido un pequeño revival. No obstante, se han convertido en un mercado de nicho. Frente a cómo se configuró el mercado, no ofrecen algo radicalmente distinto excepto sus limitaciones y, obviamente, la simplicidad de un sistema cerrado. Y, desde algún punto de vista, esto es una ventaja de hecho: obliga a tener que tomar algunas decisiones mínimas como el encuadre, tener que decidir acercarse o alejarse, entender la óptica y el campo de visión de ese lente particular, y usar, como decía el viejo adagio, los pies como zoom.

Como se dijo al principio, hace unos días Zeiss anunció la ZX1, lo que va a ser la primera cámara digital de Zeiss luego de hacer algunos lentes sencillamente espectaculares como la serie Otus. Lo que llama la atención es que justamente, es una cámara de tipo fixed prime lens, o sea, lente fijo, y focal fija. Bien, veamos qué es la cámara, y qué otras opciones hay en el mercado hoy.

La Zeiss ZX1
Anunciada a fines de septiembre, la Zeiss ZX1 estará disponible según anunció Zeiss para principios de 2019.

Zeiss ZX1

Es una cámara que llama la atención, sobre todo por cómo está configurada:

  • Sensor full frame, 24×36, 37.4MP
  • Focal: 35mm f/2 fija, Zeiss Distagon, 8 elementos en cinco grupos
  • Visualización de imágenes: EVF de 0,74x de magnificación y resolución full HD 1920×1080 más pantalla trasera de 4,3″, obviamente touchscreen
  • Almacenamiento: este es uno de los puntos distintivos de la cámara quizás: no tiene ranura de tarjetas, sino que tiene 512GB de memoria integrados
  • Primera característica singular: el sistema estará basado en Android, y vendrá integrada con Adobe Lightroom CC. Además tiene WiFi y BT, y la idea es que Zeiss actualice el software a través de OTAs. Aparentemente, la idea de la cámara es poder hacer una edición cuasi profesional en la cámara. Dudo de esto, dado que depende de la visualización, de la calibración de la pantalla, etc. Nada que no pueda resolver Zeiss, pero, hay que verla en acción.
  • Segunda característica singular: no tiene un obturador de cortina horizontal o vertical como prácticamente todos los obturadores que hay hoy, sino que, a la vieja usanza de las cámaras que mencionábamos antes de la década del ’70, tiene un obturador denominado leaf shutter, u obturador de hoja. Aquí una animación para ver cómo funciona:
  • Tercera característica singular: usa un diseño de lente Distagon, que es un retrofocal. Para los que no conocen el concepto de retrofocal, los lentes retrofocales fueron lentes que tuvieron que diseñarse para salvar el problema del espacio consumido por el espejo. Digamoslo de otra manera: sabemos que la longitud focal es la distancia existente desde el centro óptico de un lente hasta el plano focal, o sea el sensor. ¿Cómo hacer un lente de 21mm o 28mm o 35mm de longitud focal, si en el medio está el espejo y es imposible acercar el lente tanto? Aquí aparecieron los lentes denominados retrofocales, que son básicamente un tele invertido, como mirar a través de un binocular por el lado de adelante. Ahora bien, si esta cámara no tiene espejo, ¿por qué usar un diseño retrofocal? Una posibilidad es que Zeiss se haya decantado por un diseño que ellos tienen altamente desarrollado, probado y pulido. Otra posibilidad es que Zeiss haya tomado ventaja del hecho de que, en el mundillo de la fotografía, Distagon es reflejo de un buen lente, de la misma forma que Summicron lo es en Leica. Pero, veamos por qué esta cámara como primera salida.

Algunas preguntas y respuestas hipotéticas
La primera pregunta que uno podría hacerse es por qué se decidió Carl Zeiss a diseñar de este modo su primera cámara digital. Una hipótesis posible es que el mercado de ILC (interchangeable lens cameras, o cámaras de lentes intercambiables) está dominado por Canon y Nikon en las DSLR, y por Sony en las Mirrorless. Por otra parte, el mercado de las telemétricas o rangefinders es igualmente un nicho dado que prácticamente no hay otro fabricante más que Leica. Y francamente, diseñar una telemétrica real es significativamente caro, aunque Zeiss ya tenga experiencia reciente en ello desde la Zeiss Ikon del año 2005 en colaboración con Cosina. Pudiera ser que Zeiss justamente haya decidido ir por esta cámara para tener un elemento con el cual distinguirse del resto, e igualmente no entrar en mercados altamente competitivos y ya dominados.

La segunda pregunta es por qué aparentemente Zeiss decidió que la cualidad significativa de esta cámara fuese que se pueda editar fotos en ella con Adobe Lightroom CC y prácticamente compartirlas en el momento. Este sería un buen argumento para una cámara instagramera, pero… dudamos que Zeiss haya hecho una cámara para este público.

La tercera pregunta es qué reporta a Zeiss entrar en el mundo de las cámaras. Francamente, no sería lindo que esto fuese un experimento como el que tuvo Epson con la RD1 en el 2005, que fue una excelente, excelente cámara, sin embargo quedó en una experiencia puntual y nunca se hizo una sucesora. No sabemos exactamente qué determinó la entrada de Zeiss en el juego de las cámaras, pero al menos, si entró, entró en un nicho muy específico, las fixed prime lens. Así que, veamos qué otras fixed prime lens existen en mercado

El nicho de las fixed prime lens hoy
No vamos a listar todas las cámaras que existen, pero sí vamos a mencionar las principales:

  • Fuji X100

fuji x100

A través de sus iteraciones, desde la primera X100 pasando por la X100S, X100T y la actual X100F, Fuji mantuvo el sistema de visualización con el hybrid viewfinder, el lente y el tamaño del sensor. El lente, un 23/2 que en full frame equivale a un 35mm, es una preciosura, aunque a f/2 quizás pierde un poco de definición. El sensor, un APS-C, fue pasando desde el original hasta el actual X-Trans, una tecnología que no termina de agradar del todo a los usuarios de la primera X100. Con esta cámara pasó algo similar a lo que pasó con la Canon 5D: para algunos, ninguna pudo sacar los colores que sacaba la 5D Mark I. En la X100, para algunos ninguna pudo sacar los colores de esa primera X100.
Por si alguien nunca vio el visor híbrido de una Fuji X100, se ve así:Fuji X100 Viewfinder

  • Leica Q Typ 116

Leica Q Typ 116
Siguiendo las denominaciones de los alemanes, la Typ 116 es una cámara muy particular, por un sencillo motivo: es una full frame de 24MP de lente fijo y focal fija, con un brutal Summilux 28/1.7 ajustado específicamente para esa cámara. Lo que llama la atención de esta cámara no es solamente su exorbitante precio (como toda Leica) sino la focal elegida: el 28mm no es una longitud focal sencilla para cualquier fotógrafo. En general, si decidimos decantarnos por una focal fija, suele estar entre 50 y 35mm. De hecho, de las cámaras citadas al inicio de este artículo, la mayoría poseía focales alrededor de los 40mm. Leica nunca explicó por qué se decantó por esa focal para hacer una fixed prime. Al margen del lente, es una bellísima cámara, con algunos defectos como banding en los archivos raw.

  • Sony RX1R II

Sony RX1
La Sony RX1R es una fixed prime lens con un Zeiss Sonnar 35/2, un lente de diseño algo más sencillo que el Distagon que porta la nueva Zeiss. Si bien la interfaz de usuario es medio pelo, y la vida de la batería es francamente pobre, la calidad de las imágenes que saca son sencillamente espectaculares. La elección de Sony ha sido bastante más estándar que la de Leica, aunque, como siempre, sigue siendo una cámara de nicho.

  • Otras opciones

No vamos a desarrollar otras opciones por ser ya demasiado de nicho, pero podríamos mencionar las cámaras de la serie Sigma Quattro Dp, y principalmente, la Ricoh GR, que se ha convertido en una cámara cuasi de culto para los street photographers. Esta última, montando un lente Rikenon 18.3/2.8 -equivalente a un 28- y un sensor APS-C en un paquete realmente del tamaño de una point&shoot (es apenas más grande que una Canon S95), más un sistema de enfoque hiper rápido y una operación totalmente silenciosa, es casi un sueño para el street photographer.

Ricoh GR

¿Por qué decantarse por una fixed prime lens camera?
Francamente, con la multitud de opciones de cámaras de lentes intercambiables, no hay demasiados motivos. Quizás los principales motivos pueden ser dominar una focal, el ejercicio de la fotografía, o la necesidad de poder tener algo realmente compacto (cualquiera de estas opciones es más pequeña que una DSLR) y con la calidad de una réflex: ninguna de ellas tiene un sensor más pequeño que un APS-C, todas tienen excelentes objetivos customizados para las cámaras que los montan, y son francamente rápidas y sencillas de operar.

Quizás la mayor ventaja es que obligan a una cosa: pensar la foto un poco más.

DEJA UNA RESPUESTA

Pon tu comentario
Pon tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.