DIG_A-XMI-0209_002_h_result

La Fábrica acoge, a partir del próximo 26 de abril, una exposición con alguna de las imágenes en blanco y negro más representativas de Xavier Miserachs, autor que abandonó sus estudios de medicina para dedicarse de lleno a la fotografía, después de entrar en contacto con la obra de autores como William Klien.

La serie fue fruto de más de ocho años de trabajo en los que Miserachs recorrió la Costa Brava fotografiando a turistas nacionales y extranjeros, las costumbres locales y el ambiente veraniego del conocido enclave marítimo.

Inició su carrera como fotógrafo ilustrador, que era el término con el que se referían en París a los que ejercían su profesión, y desde entonces en ningún momento dejó de hacer fotografía, tal y como explica su amigo Oriol Maspons en el prólogo del volumen de la colección PHotoBolsillo publicado por La Fábrica el año pasado y dedicado al autor.

Costa Brava Show

Fue precisamente con Oriol Maspons con quien Miserachs realizó sus primeras fotografías en la Costa Brava, cuando aún estudiaba medicina. Como señala Maspons: Xavier y yo utilizábamos de fondo para nuestras fotos las atormentadas rocas de la costa, que contrastaban con los brillantes mecheros Flamminaire, los productos de la perfumería Puig o las chicas que nos llevábamos para hacer unas fotos que, en aquel desolado paisaje, quedaban supe artísticas.

Miserachs documentó, desde su característico sentido del humor e ironía, la Costa Brava de esa España franquista de los años 60 que empezaba a sentir en la sociedad y en el paisaje, los efectos del incipiente consumo y el nacimiento del turismo de masas.

Esta exposición cuenta con una veintena de imágenes en blanco y negro de esta serie entre las que se incluyen fotografías de los paisajes de la Costa Brava que se reunieron en el fotolibro Costa Brava Show, uno de los más importantes de su producción.

DIG_A-XMI-0200_001_h_result

En ella se muestran imágenes costumbristas con familias disfrutando de la playa, pescadores, gentes del campo y el incipiente desarrollo urbanístico que acabaría por invadir y transformar por completo el aspecto de paraísos como Ibiza, Tossa de Mar, Cadaqués y Calongue.

Conociendo al autor

Xavier Miserachs (Barcelona, 1937-1998), estudiante de medicina en sus primeros años, comienza a descubrir la fotografía profesional a raíz de las relaciones que entabla al hacerse socio de la Agrupación Fotográfica de Cataluña, abandonando sus estudios para inmiscuirse en este otro mundo.

Sin embargo, será la exposición The Family of Man del MoMA la que le impulse finalmente a abandonar sus estudios de medicina y dedicarse profesionalmente a la fotografía.

En 1961 instala su estudio y comienza a realizar trabajos profesionales que alterna con otros de ilustración, que le darán a conocer. Miserachs se adentra en la Barcelona de los años sesenta a través de sus calles, sus ambientes, su gente y su vida. Comerciantes, tenderos, jóvenes, niños y familias se dan cabida en la serie que le dio a conocer: Barcelona, blanc i negre.

Costa Brava Show

Junto con autores como Ricard Terré y Ramón Masats se integraría en la corriente de la fotografía profesional, siendo este el punto desencadenante de un movimiento que empezaría a tomar cuerpo y que, con el trabajo de los tres, constituye la fotografía documental de los años 60.

Xavier Miserachs fue corresponsal, dirigió dos películas underground junto a Enrique Vila-Matas y Emma Cohen, cofundó la escuela de fotografía EINA, colaboró con revistas como Actualidad Española, Bazaar y Triunfo, realizando así importantes viajes que le llevan a París durante mayo del 68, Londres, Nueva York y el sudeste asiático, donde también realizó reportajes para La Vanguardia y la Gaceta Ilustrada.

Uno de sus últimos libros, Full de contactes. Memòries (Ediciones 62, 1998) fue premiado con el II Premi Gaziel de Biografias y Memórias, 1997.

DEJA UNA RESPUESTA

Pon tu comentario
Pon tu nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.